Shem (שֵׁם) – ¿Qué hay en un nombre?

Por: Tzvi ben Daniel  - 

El nombre es en nuestra cultura, de acuerdo al diccionario, una palabra que sirve para designar los seres vivos o las cosas materiales o etéreas. En hebreo, un nombre es más que eso. Un nombre es, entre otras cosas, la esencia, la naturaleza física y profética, el carácter, la reputación, la autoridad, y hasta la memoria de una persona. Con eso en mente, analicemos ciertos ejemplos de las escrituras hebreas.

Gen 11:4 Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre (shem-שֵׁם), por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.

En este caso, “hacerse un nombre” tiene que ver con reputación y prestigio. No es simplemente como un nombre de persona, sino el estatus del individuo o en este caso, de un pueblo.

Una idea similar es comunicada en Genesis 6:4, en donde se nos dice que los nefilim se llegaron a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre (haShem-הָשֵׁם).

Notará que en este último caso la palabra Shem tiene el artículo en hebreo (‘el’ nombre), pero sigue siendo la misma palabra, y es traducida aquí como “renombre”, continuando con este concepto de reputación y autoridad.

En distintos pasajes en hebreo se utiliza tanto el concepto de “shem tov” como de “shem ra”, que significa “buen nombre” y “mal nombre” respectivamente, refiriéndose también a la reputación y el carácter de una persona.

Con la información suministrada hasta el momento, el lector podrá expandir su entendimiento cuando lea pasajes tales como “continuamente es blasfemado mi nombre (shem-שֵׁם) todo el día” (Isaías 52:5) o por contraste: “En ti se regocijen los que aman tu nombre (shem-שֵׁם) (Salmo 5:11).

Y aún mas importantemente, ¿cuál es el significado del tercer mandamiento y “tomar su nombre en vano”?

Esta pregunta quedará abierta para la meditación de cada uno, pero es la opinión del autor de este artículo, que la respuesta a esta última pregunta tiene una profundidad mayor respecto a cómo cada uno pronuncie Su nombre.