shutterstock_1368274367

La entrada triunfal del Cordero de la Pascua

Mateo 21:7-11

Semana 62

Una vez más, el relato de los Evangelios nos va a revelar un acto profético que Yeshúa va a llevar a cabo, en favor de su amada Israel. En esta ocasión lo hace durante su entrada triunfal a Yerushaláyim antes de ser sacrificado como el Cordero de la Pascua (Pesaj).  Yeshúa se dirige hacia Jerusalén montado en un pollino:

Y trajeron el pollino a Yeshúa, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él” Mr 11:7.

Pero, ¿por qué se nos brinda el detalle acerca del pollino, qué importancia podría tener un “pollino”?

Hay dos aspectos muy importantes que debemos considerar. El primero está relacionado con el cumplimiento de la profecía de Zacarías que decía que el Rey de Israel vendría sentado sobre un pollino:

“Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Yerushaláyim; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna” Zacarías 9:9.

Y en segundo lugar, el pollino representa a Efraín (Casa de Israel), las Diez Tribus del Norte de Israel que se gentilizaron y fueron esparcidas por todo el mundo:

“Porque ellos subieron a Asiria (en cautiverio), como asno montés para sí solo; Efraín con salario alquiló amantes” Oseas 8:9.

Otro dato importante es que la Torá establece que de todos los animales impuros que existen, había que redimir el primogénito del asno con un cordero:

“Mas todo primogénito de asno redimirás con un cordero…” Éxodo 13:13.

Y para cerrar el círculo, tanto Yacob como Yehováh reconocen que Efraín es su primogénito:

“Y Yacob dijo:ahora tus dos hijos Efraín y Manasés, que te nacieron en la tierra de Egipto, antes que viniese a ti a la tierra de Egipto, míos son; como Rubén y Simeón, serán míos” Gen 48:5.

“Irán con lloro, mas con misericordia los haré volver, y los haré andar junto a arroyos de aguas, por camino derecho en el cual no tropezarán; porque soy a Israel por padre, y Efraín es mi primogénito” Jeremías 31:9.

 

¡Yeshúa estaba llevando a cabo la redención profética de Efraín: las ovejas perdidas de la Casa de Israel!

Comparte esto:
Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.