Porque para esto he sido enviado…

(Mateo 4:23-35, Marcos 1:35-39 & Lucas 4:42-44)

por Harold Calvo

Nos encontramos entre la semana 18 y la semana 21 de la Cronología de los Evangelios. Yeshúa sale de Kfar-Nahum hacia un lugar apartado para orar. Shimón y los que estaban con él fueron a buscarlo, y cuando lo encontraron le dijeron “todos te buscan”, pero Yeshúa les respondió “Vengan, vamos a otras aldeas para que yo pueda predicar ahí también, porque para esto he venido.

El Evangelio de Lucas es aún más específico, y nos detalla la razón por la cual Yeshúa había venido: para anunciar el Evangelio del Reino de Dios. Marcos también nos relata que justo después de que Yeshúa estuvo por 40 días en el desierto,  él vino a Galilea predicando “el Evangelio del Reino”. Pero, ¿qué es el Evangelio del Reino de Dios?

El tema es bastante amplio, pero al menos analicemos uno de los aspectos más relevantes acerca de este Evangelio del Reino. Echemos un vistazo al mensaje que tanto Yeshúa como Yojanán Ben Zejariáh (Juan el Bautista) predicaban a su audiencia:

“En aquellos días vino Yojanán el inmersor predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. Mateo 3:1-2

“Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo de arrepentimiento para perdón de pecados”. Marcos 1:4

“Desde entonces comenzó Yeshúa a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. Mateo 4:17

Interesantemente, no era un mensaje nuevo el que ellos estaban predicando, ya que los profetas desde tiempos antiguos, llamaban al pueblo a hacer lo mismo, a arrepentirse, a volverse de sus malos caminos…

Así dijo Yehováh: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma”. Jr 6:16

¡Que esto nos ayude a identificar el verdadero Evangelio del Reino! ¡Shalom!