¿Nos hace salvos la oración de salvación?

“…si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” Rom 10:9.

En ocasiones se utiliza este pasaje para decir que podemos alcanzar la salvación a través de la oración del pecador: “Confieso que Jesús es mi Señor y mi Salvador…” y con pronunciar esta oración nos garantizamos un lugar en el Reino de los Cielos. Pero, ¿qué significa “confesar que Jesús es el Señor”?

Comments are closed.