Noche de Brujasss!

Por: Harold Calvo

 

¿Sabía usted que Halloween o la noche de brujas es la segunda celebración más popular en Estados Unidos después de la navidad?

Pongamos atención a varios aspectos acerca de Halloween:

  • Se gastan más de $15 billones cada año, de los cuales $400 millones son para comprar trajes para mascotas.
  • Su origen proviene de una festividad pagana celta llamada “Samhain”, donde se veneraba al dios de la muerte.
  • El término “Halloween” surge de la frase inglesa “All Hollow’s Eve”, que significa en español “víspera de todos los santos” y proviene de una festividad de la iglesia romana.
  • En el tiempo de los Papas Gregorio III y Gregorio IV, el Día de Todos los Santos, el cual se celebraba el 13 de mayo, se movió al 1 de noviembre, donde se empezó a celebrar desde la víspera del 31 de octubre, dándosele a conocer como la “víspera de todos los santos” o ““All Hollow’s Eve” (Halloween). Esto se hizo con el propósito de que los paganos (Celtas) pudieran seguir celebrando el Samhain.
  • Sacerdotes druidas, vestidos de demonios, visitaban a campesinos y recolectaban ofrendas de ganado y cosechas.

Teniendo estos datos presentes, es importante rescatar que Yehováh, el Elohim de Israel, es un Elohim celoso y determinó claramente que nosotros su pueblo, no debíamos de tomar parte en las celebraciones que los pueblos paganos llevaban a cabo para sus dioses:

“No te inclinarás a sus dioses, ni los servirás, ni harás como ellos (los paganos) hacen…” Éxodo 23:24.

Recordemos que fuimos llamados una nación santa, apartada, diferente del resto de las naciones:

“Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel” Éxodo 19:6.

Hermanos, que en esta época de Halloween, no nos vaya a suceder lo mismo que le aconteció al pueblo de Israel, que desobedeció al Altísimo, no haciendo caso de sus profetas y de las palabras de su Toráh:

“Y envié a vosotros todos mis siervos los profetas, desde temprano y sin cesar, para deciros: Volveos ahora cada uno de vuestro mal camino, y enmendad vuestras obras, y no vayáis tras dioses ajenos para servirles, y viviréis en la tierra que di a vosotros y a vuestros padres; mas no inclinasteis vuestro oído, ni me oísteis”.

¡Seamos luz en medio de las tinieblas! ¡Shalom!

 

 

Comparte esto: